Terapia de Pareja

Las relaciones de pareja, al igual que cualquier situación en la vida, sufre cambios continuos.

Tendemos a idealizar a la pareja, en algunos casos atribuyéndole cualidades que no son del todo certeras, sino un simple “espejismo” visible al inicio de una relación.

En el caso de que estas cualidades sí sean certeras, tenderemos a estabilizarlas y desearemos mantenerlas activadas de forma permanente, lo cual es poco probable que suceda.

Encontrar la mejor manera de adaptarnos a los cambios teniendo en cuenta el bien común y al mismo tiempo sin perder de vista el bien del individuo dentro de la pareja será nuestro objetivo.